Entendiendo la Ley de Mordedura de Perro en Texas

Muchos estados tienen estatutos de responsabilidad estricta sobre lesiones causadas por mordeduras de perros. Texas, sin embargo, no tiene tal estatuto. En cambio, la “regla de una mordida” y la negligencia de derecho consuetudinario rigen la responsabilidad por mordeduras de perro.

Si reclamas lesiones bajo la “regla de una mordedura”, debes probar que el dueño o cuidador del perro sabía que el perro mordió o intentó morder a alguien en el pasado. Si esto no es posible, deberás demostrar que el dueño o cuidador fue descuidado y negligente al controlar a su perro y prevenir un ataque.

Dog Bite

EN GLEN LARSON LAW INJURY ATTORNEYS, NUESTROS ABOGADOS DE LESIONES PERSONALES DE AUSTIN TAMBIÉN SE ENFOCAN EN LAS SIGUIENTES ÁREAS DE PRÁCTICA:

LA NEGLIGENCIA COMO ALTERNATIVA A LA “REGLA DE UNA MORDIDA”

En Texas, la negligencia es no hacer lo que haría una persona común y razonablemente prudente. En un caso de mordedura de perro, la negligencia debe ser la causa inmediata de sus lesiones.

Para probar que la negligencia fue la causa inmediata, deberás probar todos los siguientes elementos:

  • El acusado era dueño del perro o lo cuidaba;
  • El acusado tenía el deber de ejercer un cuidado razonable para evitar que el perro lastimara a otros;
  • El demandado incumplió este deber; y
  • El incumplimiento del deber causó próximamente tus lesiones.

Si no pruebas ni siquiera uno de estos elementos, el tribunal negará tu caso por completo.

Aquí hay algunos ejemplos comunes de negligencia en casos de mordeduras de perros en Texas.

NEGLIGENCIA EN SÍ

La negligencia en sí es cuando una persona viola un estatuto u ordenanza, y esa violación causa un daño que el estatuto u ordenanza pretendía prevenir. Por ejemplo, si un perro te mordió cuando su dueño le permitió correr libremente, es probable que un tribunal considere que su lesión es consecuencia de la negligencia del dueño en sí.

Para establecer negligencia en sí, el tribunal deberá reconocer todos los siguientes factores:

  • El acusado violó un estatuto u ordenanza;
  • La violación causó tus lesiones;
  • La violación causó el tipo de daño que el estatuto u ordenanza pretendía prevenir; y
  • Tú eras miembro del segmento de población que el estatuto u ordenanza pretendía proteger.

RESPONSABILIDAD DEL ARRENDADOR

Si un inquilino sabe que el perro que posee o tiene en una propiedad alquilada es peligroso, el propietario del inquilino puede ser responsable de las lesiones causadas por el perro. El propietario debe haber sabido o debería haber sabido acerca de las propensiones viciosas del perro, y el ataque debe haber ocurrido en un área común que estaba bajo el control del propietario.

NEGLIGENCIA COMPARATIVA

Según la ley de negligencia comparativa de Texas, en ciertos casos, es posible que se lt considere parcialmente culpable de tus propias lesiones. Cualquier porcentaje de culpa que el tribunal te atribuya se deducirá de tu indemnización bruta. Por ejemplo, si te otorgan $100,000 por el ataque de un perro, pero el jurado determina que tú tuviste un 25% de culpa por pisar accidentalmente la cola del perro, solo recibirás $75,000.

Debido a que Texas es un estado de negligencia comparativa modificada, no recibirás ninguna compensación si tuviste más del 50% de la culpa.

LOS NIÑOS Y LA NEGLIGENCIA COMPARATIVA

Debido a su tamaño, los niños suelen sufrir lesiones graves en la cabeza, los ojos, las orejas, la cara y el cuello cuando son atacados por un perro. En general, los niños menores de 6 años no pueden considerarse comparativamente negligentes. Algunos creen que los niños no pueden ser encontrados negligentes en ninguna capacidad, pero cualquier persona de 6 años o más está sujeta a ciertos estándares de responsabilidad. Además, un tribunal puede determinar que un niño menor de 6 años es comparativamente negligente si el niño estaba consciente de las posibles consecuencias de sus acciones.

DEFENSAS EN CASOS DE MORDEDURA DE PERRO EN AUSTIN

Dada la “regla de una mordida” de Texas, el dueño de un perro podría evitar la responsabilidad después de un ataque simplemente negando que el perro haya mordido o intentado morder a alguien en el pasado. El dueño del perro podría incluso argumentar que el perro lo estaba defendiendo, o que nunca te habría atacado si no lo hubieras provocado. En algunos casos, incluso puedes ser acusado de allanamiento de morada.

Comunícate Con Nuestra Firma Para Obtener Asistencia Y Representación Legal Calificada

Si sufriste lesiones por una mordida de perro en Texas, tiene 2 años a partir de la fecha de la lesión para presentar tu  demanda por lesiones personales. Si no presentas la demanda dentro de este estatuto de limitaciones, es probable que el caso se niegue para siempre. Si eras menor de edad en el momento del ataque, tendrás hasta 2 años a partir de los 18 años para presentar la solicitud.

Debido a las interacciones entre la “regla de una mordida”, la ley de negligencia y las alegaciones de negligencia comparativa, cualquier caso de mordedura de perro en Austin puede volverse extraordinariamente complejo. La compañía de seguros contraria querrá que tú des una declaración grabada sobre lo que pasó, pero la ley de Texas no requiere que des ningún tipo de declaración. Rechaza cortésmente y comunícate con Glen Larson Law Injury Attorneys. Estamos listos para escuchar atentamente tu situación y responder cualquier pregunta que tengas. Luego te brindaremos asesoría legal integral para que puedas seleccionar el método más apropiado para obtener la compensación que necesitas.

PARA PROGRAMAR tU CONSULTA GRATUITA  Y LA REVISIÓN DE tU CASO, LLAMA HOY A NUESTRA FIRMA AL (512) 883-0277

.

Contact The Office Today!

We will come to you.